19 jun. 2013

Los cinco peores actores de nuestras series ¿les falta de talento o aún no les ha llegado un buen papel?

Son auténticas estrellas pero ¿se lo merecen?  


Desde Amaia Salamanca en 'Gran Hotel' a Vanessa Romero en 'La que se avecina'

En España nos gusta linchar nuestras series y compararlas con el producto internacional, pero luego son de lo más visto de la semana, lo que provoca que sus protagonistas se conviertan en auténticas estrellas mediáticas con legiones de fans protegiéndoles. Las preguntas son: ¿lo merecen? ¿qué criterios se siguen en España a la hora de elegir el casting? ¿pesa más el físico o el talento? ¿pueden los intérpretes demostrar su valía sin apenas ensayar o sin estar preparados? ¿los que consideramos ''malos', realmente lo son o todavía no han tenido la oportunidad de lucirse?
En una ocasión, conocí a un actor (que por aquellas no era famoso pero que hoy por hoy, lo es) que, charlando sobre la vida y sus milagros, me soltó:
Yo quiero ser actor porque una vez, cuando era pequeño, vi un making-off de 'Compañeros' (A3) y vi que se lo estaban pasando tan bien que me dije: "Yo quiero estar ahí y vivir eso"
¡Terror!¡No era un chiste! ¿Cómo se puede decir algo semejante y pensar que has quedado de intenso? Y, lo que es peor ¿cómo se puede tener esa motivación y que ahora mismo le lluevan los papeles?

Hay actores que se motivan con formar parte de ese mundo de cámaras, maquillaje, camaradería y, por qué no, rivalidades y envidias, que se vive entre bambalinas. Y luego los hay que sólo sueñan con las consecuencias de ser actor, es decir, con la fama, con ese poder que te da ser popular y con el que engañosamente te sientes superior al resto.
Dedicarse al arte dramático es difícil. Es una profesión que merece todo nuestro respeto. Un mundo que siempre ha estado en crisis, que se basa en exponerse, desnudarse y en dejar que todo el mundo te juzgue no sólo por tu trabajo. Por ello, porque llegar a vivir de la actuación es complicado,hay que saber muy bien dónde te metes.
Juzgar a un actor es difícil y más difícil es aún saber por qué unos siguen trabajando y otros no. El problema de esa profesión es que triunfar no significa ser famoso. Los photocalls, los privilegios, los fans, los bolos, los anuncios o los reportajes, son meros efectos secundarios de lo que debería ser un trabajo bien hecho. Los que no son conscientes de eso, los que se piensan que se han ganado lo que tienen, deberían pensar que en ocasiones, el éxito no depende de ellos, sino del producto en el que trabajan y la labor de venta que hacen sus responsables.
También hay una creencia muy dañina con respecto a los actores: en esa profesión, sólo puedes triunfar o fracasar. Uno ya no sale en las revistas o hace muchas películas, es un fracasado. Falso. Hay muchos intérpretes que viven de lo suyo sin ser el centro de atención.
Y una cosilla más. En España, normalmente las series se hacen en plan guerrilla. Es un aqui te pillo aquí te mato en el que a uno no le da tiempo a prepararse, a reescribir, a reunirse o a ensayar. No es una excusa pero estas cosas influyen en lo que finalmente vemos por televisión.
Para ser justos, y antes de hablar de los malos, me gustaría nombrar a todos aquellos que hacen de su profesión un orgullo. Para un servidor, los mejores que están ahora mismo en la TV son: Megan Montaner, Concha Velasco y Adriana Ozores (las tres de 'Gran Hotel'), Raúl Arévalo y María León ( 'Con el culo al aire'), Paco León (Aída), Miriam Gallego ('Águila Roja) María Pujalte (Los misterios de Laura') , Nathalie Seseña y Jordi Sánchez ('LQSA') , María Bouzas ( 'El secreto de puente Viejo'), Emilio Gutiérrez Cava ( 'Gran reserva'), y Itzíar Miranda y Manu Baqueiro ('Amar es para siempre)
Y dicho todo esto, vamos con todos los actores que, o bien carecen de talento interpretativo o bien aún les queda mucho que aprender y que demostrar. Para los que les sorprenda que no ponga a Ana Obregón ocupando todos los puestos de la lista, decirles que he preferido centrarme en las series más recientes, en las que aún siguen en la parrilla y en las que vimos no hace mucho.
Martiño Rivas: Cuando la belleza no nos deja ver el bosque
Serie: 'El Don de Alba'
Vuelvo a repetir la pregunta: ¿qué criterios se tienen en cuenta en un casting? Sí, la belleza es importante. Entiendo que el aspecto físico hace que podamos tener mayor o menor empatía por un actor o su personaje. Hasta ahí todo bien, pero eso no lo es todo.
Martiño Rivas es guapo, mucho, pero ya está. Este hombre, culto e intenso como el que más, no tiene registros. A la naturalidad y a él les separaron al nacer. Si durante un tiempo fue muy famoso fue por el producto en el que trabajó, 'El internado', una ficción de pseudo-terror a mayor gloria de un puñado de adolescentes muy monos todos que mostraban más chicha que talento.
Ahora, Martiño Rivas ha vuelto con 'El Don de Alba'(T5) y la verdad es que no ha mejorado mucho, un pelín quizá pero no mucho (su compañera, Patricia Montero es otra que debería estar en esta lista). Nos lo vendieron como el nuevo Marlon Brandon, lo que no es más que un insulto para uno de los mejores actores de todos los tiempos.
¿Tiene futuro? Yo estoy convencido que, con el padre que tiene ( el genial escritor Martín Rivas) este chico no es tonto y tiene armas suficientes como para hacer algo interesante en su vida. No sé pero más que actor le pega ser guionista o estar detrás de la cámara.
Vanesa Romero: La intrusa
Serie: 'La que se avecina'
El caso de esta mujer me recuerda a aquellas Misses que cuando son entrevistas con su corona recién colocada y su rimel corrido dicen aquello de:
A mí, en el futuro, me encantaría ser actriz o presentadora o , no sé, la tele en general
Esta frase, en sí, es una falta de respeto a la profesión. Me sigue alucinando que la gente se piense que ser actor es algo fácil. El problema que esto es lo que nos hacen creer cada día cuando vemos en la tele a personas no preparadas, que son famosas por otras cosa sy que, de pronto, tienen un papel en una serie.
Vanesa Romero era, es, una modelo de prestigio y no me extraña. Jamás me he echado a la cara una persona más guapa. Nunca. La tipa es de infarto, pero tiene el mismo talento dramático que una pared de gotelé. Lo siento muchísimo, pero ella es como el primo chungo al que aguantas en las comidas familiares. Porque es que, mira que en 'La que se avecina' tiene a verdaderos genios a su lado pero ella, nada, por mucho que lo intente, sigue moviéndose como Robocop y vomitando el texto lo antes posible para quitárselo de encima.
¿Tiene futuro? Como modelo, mucho. Y no sé, puede que en un futuro la veamos como la nueva Mónica Pont y se líe a dar gritos por los platós de T5. Bueno, en realidad creo que Romero tiene más sentido común.
Maxi Iglesias:De carpeta en carpeta
Serie: 'Física o Química', 'Los protegidos', 'Toledo'.
Otro que es guapo y ya está (aunque a mí me parece el hijo perdido y extraterrestre de Esther Cañadas). Ojo, nunca ha tenido tablas, pero en 'Física o química' creo que no estaba tan mal como luego le vi en 'Los protegidos' y, sobre todo, en 'Toledo'.
Está claro que las quinceañeras le adoran y que por eso, Antena3 le ofrece todos los proyectos pero hay que tener en cuenta que las niñas crecen y que , o te haces valer, o va a venir otro más guapo que tú y te va a eclipsar. Ese es el problema de la falta de talento sino que se lo digan a Antonio Hortelano (actualmente en 'El don de Alba') que después de su Quimi de 'Compañeros' no ha vuelto a tocar la 'gloria'.
¿Tiene futuro? De momento sí, pero mucho tiene que arriesgarse y aprender para mantenerse.
Amaia Salamanca: El esfuerzo no siempre es suficiente.
Serie: 'Gran Hotel'
El caso de esta hermosa jovenzuela de increíbles ojos azules es curioso. La conocimos en 'SMS' (laSexta) y pasó sin pena ni gloria hasta que llegó su Catalina de 'Sin tetas no hay paraíso'. Este era un personaje pésimo (no tenía personalidad ni encanto) y ella lo interpretaba con un único registro dramático pero claro, tenía enfrente a El Duque (Miguel Ángel Silvestre) y su surrealista historia de amor y el deseo de todas las mujeres españolas de acostarse con ese traficante, asesino y proxeneta (¡!) hizo que Amaia Salamanca fuese la chica para todo de las series y el cine españolas.
Pero, hoy por hoy, para un servidor, Amaia Salamanca es un error de casting haga lo que haga. En 'Gran Hotel' no hay nadie que se la crea. Pero si ella misma se alejó de los focos y se fue a estudiar arte dramático durante un tiempo, reconociendo así que no tenía tabla alguna.
¿Tiene futuro? En realidad creo que sí. Yo la he visto en teatro y aunque no era para tirar cohetes, su trabajo era digno. Puede que esté esperando a un buen director o un buen papel que la haga brillar

El reparto, casi al completo de 'Fenómenos': El despropósito.
Exceptuando al gran Miguel Rellán, todos en Fenómenos (gran fracaso de la temporada en A3) estaban mal no, lo siguiente y eso que no todos son malos. Ana Polvorosa, Alejo Sauras y Julián López, por ejemplo, siempre me han parecido unos actores con recursos pero es que aquí yo no entendía nada. Y no se trata de que los guiones fueran malos. En 'Aquí no hay quien viva', por ejemplo, los actores conseguían levantar frases que no tenían gracia alguna, ese es el poder del actor. Es decir, que también depende mucho de cómo estén dirigidos.
Y si hay que quedarse con uno, creo que Kira Miró era la peor de todas. Pobre mujer, y mira que es maja, pero por mucho que lo intente no da más de sí.
¿Tienen futuro? Sí, todos. Porque como ya hemos comprobado, no hace falta mucho talento para triunfar en la tele, sólo se necesitan amigos y estar en el lugar oportuno en el momento adecuado.

¿QUE OS PAARECE ESTA NOTICIA?

FUENTE: aqui

3 comentarios:

  1. que sois unos tontos ,todos esos no son famosos por que sean guapos si no porque actuan bien. a mi todos esos 5 que decis que son los peores actores a mi me encantan como actuan

    ResponderEliminar
  2. No se puede tratar de la forma como el artículo trata a otras personas... me parece que el artículo revela envidia y nada sana de aquellos que están donde estan porque el publico así lo ha decidido... !
    Las reglas de bueno o malo son tan relativas y dependen del punto de vista de alguien... Para muchos Martin Rivas no es guapo y sin embargo gusta por sus simpatía y carisma en sus papeles... alguien que refleja ser muy sincero... Los actores no solo actúan, también dejan parte de su alma, de su contenido como seres humanos en sus papales y por eso gustan tanto a la gente.. generan un vinculo de forma espontanea...
    Es como cuando critican a Enrique Iglesias, no tiene la voz de pavarot y no tiene que tenerla, el tiene la suya propia, y sumado a todo lo que ofrece al publico es un artísta que tiene un exito impresionante y que por cierto es adorado en America y respetado... !! Aque vienen tanta negatividad mediatica... La verdad que el artículo y sus seudo criticas expertas están de mas......
    Edu

    ResponderEliminar